Llevar gafas de sol en una boda, ¿acierto o error?

Tras repasar las imágenes que recientemente nos ha regalado el sonado enlace sevillano torero-presentadora nos damos cuenta de que cuando llega una boda o evento nos morimos por curiosear los modelitos que lucen los invitados y especialmente fijarnos en los aciertos de las celebrities y cómo no, errores de estilo.

Más allá del vestido, traje, tocado o calzado en este post queremos desgranar la eterna cuestión de convivencia entre etiqueta y gafas de sol. Estoy invitad@ a una boda de día, ¿puedo o no debo completar mi look con unas gafas de sol? La respuesta: Ni sí, ni no ni todo lo contrario. Nuestras celebrities te muestran que en cuestión de moda las reglas, a veces, están para romperlas.

NO SIN MIS SUNNIES

En general no se recomienda el uso de gafas de sol en eventos. El motivo por el que se desaconsejan se basa en la idea de que pueden restarle elegancia al conjunto o desviar la atención de look completo. Sin embargo hay invitados que arriesgan y ganan, eso sí, con un estilo impecable en sus elecciones de modelos sencillos y sofisticados. El más reciente acierto viene de la mano  del atractivo torero José María Manzanares que combinó el pasado sábado en el enlace de Cayetano Rivera y Eva González un traje estilo inglés con gafas retro creado un total look impecable.

gafas, gafas de sol, sunnies, boda, manzanares

No nos olvidamos de otros nombres masculinos que siguen la tendencia, esta vez internacionales, como el de Adam Levine, vocalista líder de Maroon 5,  o el actor Michael Fassbender a los que en sus apariciones públicas en grandes eventos les gusta acompañar los atemporales smoking negros con gafas de sol en el mismo tono y así romper el protocolo de la moda de vestir masculina.

gafas, gafas de sol, sunnies, smoking, adam levine, fassbender

Tampoco es un secreto que las grandes damas del celuloide como Julia Roberts y Meryl Streep conocen el know-how de pasear con acierto gafas de sol por algunas de las alfombras rojas más glamurosas sin perder por ello clase. Suponemos que de paso evitan el destello de los flashes mientras muestran una imagen más natural y relajada que en sus apariciones más estudiadas de los grandes eventos como los Oscar. Porque, no nos engañemos, aunque las gafas de sol sean un complemento ahora semi-consentido por la etiqueta, ni las grandes divas rompen con el clasicismo de evitarlas si se trata de la alfombra roja más famosa del mundo.

gafas, gafas de sol, julia roberts, meryl streep

Y tú, ¿te atreves a copiar las arriesgadas combinaciones de estos invitados VIP? Si es así, para trajes de chico opta por gafas atemporales del corte de Ray-Ban o Emporio Armani y para ellas mejor la sofisticación de las monturas XL o cat-eye de Chanel o Roberto Cavalli.

AMOR REBELDE

Si el corsé de la etiqueta marca no usar gafas de sol en bodas, ¿qué es lo más rompedor que puedes hacer? Casarte con ellas puestas. Puede parecer un poco extravagante pero para ciertas parejas es un modo más de demostrar su rebeldía, lo curioso es que suelen ser iconos de la moda los que se apuntan a hacerlo. Destaca entre las internacionales Keira Knightley que, además de llevar sus Ray-Ban hasta el altar, lo hizo calzando bailarinas y de corto. Ya en nuestro país nos quedamos con el enlace de Marta Torné lleno de detalles alternativos entre los que destacaron no sólo las gafas de sol de la pareja y el sencillo estilismo, sino la sustitución  de el clásico ramo de novia por su perrito, ¡ver para creer!

gafas, gafas de sol, sunnies, boda, Keira Knightleygafas, gafas de sol, sunnies, boda, marta torne

Ahora que sabemos que la elección de usar o no gafas de sol en eventos destacados es más una cuestión personal que protocalaria, nuestra recomendación de estilo es “menos es más” con lo que mejor  usa las gafas solamente si equilibran tu look festivo de una manera sutil como un complemento de moda más que como una extravagancia que desvíe la atención y reste elegancia al conjunto. En cualquier caso ten en cuenta para acertar que debes valorar todo el look para decidir y ante todo nunca, nunca, nunca jamás en un envento te pongas las gafas sobre la cabeza o en modo diadema ni las lleves en la mano o solapadas en el escote del vestido o la camisa, cuando te las quites hazlo totalmente. ¡Y que vivan los novios! (Y sus gafas…)

0 Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *