No olvides tus gafas de Sol para deportes en la nieve

Estás equivocado si piensas que las gafas de sol son sólo para el verano o cuando hace sol. Si te encanta ir de excursión a la montaña en invierno, incluso en días nublados, o eres de los que aprovechan los fines de semana y puentes para ir a esquiar a la nieve, debes proteger tus ojos, incluso más que si estuvieras en la playa. Pues podemos sufrir de daños tan graves como cataratas, degeneración macular o incluso queratitis solar o fotoqueratitis, también conocida como ceguera de la nieve.

Y es que la radiación solar se hace más intensa según aumenta la altitud. Por cada 300 metros de altitud, la intensidad de los rayos UV aumenta un 5% y es por eso que no debemos olvidar las gafas de Sol si hacemos deportes en la nieve.

La nieve fresca refleja el 80% de la luz solar. Por eso si hacemos esquí o snowboard, volvemos ese día con el rostro más bronceado. Aunque tengamos la típica marca de las gafas de Sol más clarita que el resto de la cara, pero eso querrá decir que hemos protegido nuestra salud visual 😉

¿Qué gafas de sol elegir para la nieve?

 

Lo más importante a la hora de elegir unas gafas de Sol para deportes de invierno es que los cristales nos protegan correctamente de la radiación UVA.  Para asegurarte de que las gafas que compras son de calidad fíjate que cumplan la normativa de la Comunidad Europea (CE), es lo que te garantiza que lo que estas comprando tienen 100% protección UV.

Puedes utilizar gafas deportivas o gafas de ventisca para irte a la montaña a hacer deportes de nieve. Pero las gafas de ventisca porque son cerradas y protegen los ojos de la nieve y el viento. Si a esto le sumas que te protegen ante una caída, estas mucho más aconsejables para hacer deporte en la nieve. Además son aconsejables para la gente que usa lentillas, ya que evitan que los ojos se les sequen, lo que produce un mayor beneficio a nivel de comfort.

  • Las gafas de sol deben tener un filtro 3 o 4, dependiendo de la altitud.
  • Mejor si son lentes polarizadas ya que este tipo de cristales, además de proteger de la radiación ultravioleta, evitan el deslumbramiento que puede provocar el reflejo de la luz en la blanca nieve. Y, si el día está nublado, ¡también favorecen que percibamos correctamente los contrastes de luz y evitemos un tropiezo!
  • Es recomendable que las gafas de sol sean tipo máscara, porque cubren los ojos totalmente y no se caen. Las lentes, es preferible que sean de material orgánico, ya que son más ligeras y resistentes a golpes y ralladuras que las de material mineral.
  • Otra recomendación útil para las gafas de ventisca, es que tengan un diseño con entradas de aire, ya que así se evita que se empañen los cristales.
  • En cuanto al color, el marrón es el más recomendable. Si el día es nublado, mejor el amarillo.

gafas para la nieve

 

Recomendaciones para tus gafas de sol en la nieve

 

Lleva contigo siempre funda protectora. Nunca las lleves en el  bolsillo o colgadas de la ropa, ya que en caso de caída al esquiar pueden romperse.

Lleva una gamuza a mano para secarlas mientras las usamos, ya que es posible que se empañen. Mete la gamuza en una bolsita de plástico en los bolsillos o en tu mochila para que no se moje.

No limpies las gafas con otro material que no sea la gamuza, como la ropa de esquí, pues podrías rallar la lente.

Recuerda siempre de llevar puestas las gafas incluso cuando no haya luz fuerte o esté nublado. Aunque parezca que los rayos solares no son tan fuertes al amanecer o al anochecer, cuanto mayor es la altitud, mayor es también la intensidad solar. Si a esto le sumas que la nieve refleja la luz del sol el impacto es doble.

Pregunta en tu óptica Soloptical más cercana por tus gafas para la nieve. Nuestro personal estará encantado de resolver todos tus dudas  🙂

Aún sin comentarios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *