Cómo elegir las lentes para mis gafas de sol

Las gafas de sol son desde hace años todo un manifiesto de estilo. La gran mayoría de las marcas y diseñadores de moda comercializan sus propios modelos, con multitud de diseños, formas, lentes y colores. Tal es así, que en Europa tenemos una media de tres pares de gafas por persona según un estudio del sector. Pero más allá de ser un accesorio de moda, las gafas de sol representan ante todo un complemento perfecto para los propios mecanismos naturales del ojo para protegerse de la luz solar. Por eso queremos mostraros las ventajas e inconvenientes de las diferentes lentes que ofrece el mercado, y os lanzamos algunos consejos sobre qué gafas de sol utilizar en función de vuestro estilo de vida.

Uno de los problemas que más preocupan en el sector, es la venta de gafas sin certificación europea de salud y seguridad (CE) a través del “top-manta”, que según el informe “Libro blanco de la visión 2013” ya supone en un 30% del total de las ventas. Por suerte, el boom de las gafas low cost ha incentivado el control y seguimiento de las certificaciones de salud en las nuevas marcas emergentes.

El ojo cuenta con sus propios mecanismos de protección: la pupila se contrae con el aumento de la luminosidad, con lo que llegan menos radiaciones, y el cristalino es un filtro natural. Pero en ciertas circunstancias, pueden no ser suficientes. Aunque lo daños no son inmediatos ni irreversibles, sí que pueden provocar molestias, problemas leves o trastornos visuales transitorios.

 Las gafas de sol representan ante todo un complemento perfecto para los propios mecanismos naturales del ojo para protegerse de la luz solar

Según el filtro de las lentes de las gafas, dispondremos de mayor protección, nitidez u opacidad. Vemos aquí las diferencias entre unas lentes y otras.

Además, según el uso que vayamos a darles, podemos recomendar un determinado tipo de lentes, según su tratamiento, material, etc. A continuación te lanzamos algunos consejos sobre qué tipo de lente utilizar en función de tu estilo de vida, tus hábitos diarios y las condiciones climatológicas.

Gafas para conducir

Lo importante aquí será evitar deslumbrarse con luz directa del sol y los reflejos.
Polarizadas
Al oscurecer la imagen, nos ayuda a ver la carretera y el entorno con normalidad.
Fotocromáticas
Según la intensidad de la luz se oscurecen más o menos. También actúan según la temperatura.
Colores marrón, verde o gris.
Generar una vista más agradable, sobre todo a los que tienen gafas graduadas.

Gafas para el día a día.

Ir a trabajar, dar un paseo,  sentarse en una terraza…es inevitable que nos de el sol, pero no con tanta intensidad.
Espejadas
Por estética, porque se llevan, porque no nos hacen daño y molan.
De colores
¿Por qué no alegrar la vista de los demás?
Anti reflejante
Las lentes no deben generar reflejos.
Fotocromáticas
Según la intensidad de la luz se oscurecen más o menos. También actúan según la temperatura.

Gafas para hacer deporte 

Si haces esquí, escalada, windsurf o simplemente vas a hacer una excursión a la montaña o pasar el día en un barquito cara a cara con el sol, te recomendamos encarecidamente que sigas los siguientes consejos.
Gafas cerradas
recubren mejor el ojo y cierran la entrada directa de los rayos solares.
Polarizadas
Al oscurecer la imagen, nos ayuda a ver con normalidad.

0 Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *